El objetivo de esta técnica es sustituir el uso de cannabis con fines narcóticos por otros de carácter terapéutico y medicinal en el tratamiento de artritis, enfermedades dermatológicas y epilepsia.
EXTRACCIÓN EN FASE LÍQUIDA

Una vez efectuado el pesaje de las inflorescencias seleccionadas, equivalente a un total de 150 gramos, los moños son dispuestos en el aparato de extracción de aceite, de modo que tan pronto comience el proceso de ebullición, el vapor pueda extraer los principales contenidos y aceites volátiles de la planta.

Luego, el vapor pasa por un condensador en el que se procede a su enfriamiento, de tal manera que pueda hacerse una extracción del aceite en fase líquida, gracias a la separación del componente de vapor y el aceite de la planta.

Con rendimientos entre 1,0 y 1,4 % en la producción, el aceite obtenido es remitido al Departamento de Farmacia de la Facultad de Química de la U.N., donde se analizan sus distintos compuestos.

El grupo de investigación Sipaf, junto con entidades dirigidas por egresados de la U.N. como la Corporación Coeco Colombia y Giece, hacen parte de la cadena nacional productiva del cannabis medicinal, el cáñamo industrial y la coca ancestral.

La empresa colombiana Cannabis & Coca Medical Scientific SAS tiene como finalidad buscar el bienestar de las comunidades locales productoras, sustitución de uso, aprovechamiento sostenible y protección de los recursos naturales y genéticos del país.

(Por: Fin/JCMG/MLA/MAFB) N.° 588

¿Qué tiene el CBD?

El CBD se obtiene del cáñamo (HEMP principalmente a nivel industrial), no es psicoactivo y posee una gran cantidad de componentes terapéuticos y preventivos. La efectividad del CBD terapeutico se explica por la existencia en el cuerpo humano de unos receptores especificos de un sistema llamado, “sistema endocanabinoide”, constituido por sustancias neurotransmisoras –como la anandamida y en el 2AG (2 Araquidonil Glicerol) sus receptores celulares regulan una variedad de funciones en el cuerpo, como el sueño, el apetito, el dolor neuropático o la respuesta inmunitaria.
Por tanto, el CBD prácticamente hace lo mismo que una sustancia segregada por el propio cuerpo, también es conocido por ayudar con problemas de salud mental, al cohibir la transmisión de la señal nerviosa y modular la acción de varios neurotransmisores. Estas carácteristicas son cruciales para explicar uno de los usos más populares del CBD que son aliviar el estrés y la depresión.

Sus efectos son similares en efectividad a los farmacos contra la ansiedad o los antidepresivos, pero sin sus efectos secundarios. Un estudio publicado en 2017 por la Universidad de São Paulo (Brasil) afirmó que el CBD reduce la ansiedad en pacientes que no se sienten a gusto y experimentan temor en situaciones sociales, como hablar en público. Existen estudios que demuestran la capacidad del CBD para retardar el avance del Alzheimer, incluso, para evitar esta terrible enfermedad. Aunque el CBD no es una medicina milagrosa, si es muy efectiva en cuanto a estabilizar los diferentes sistemas del cuerpo de un ser humano, puesto que se defina en el sistema endocanabinoide como el responsable del equilibrio (homeóstasis) neuronal, hormonal, y del sistema inmune.

¿Qué es el THC?

El tetrahidrocannabinol o Δ9-THC es entre todos los componentes químicos del cannabis, y en particular entre los cannabinoides, el mejor estudiado y es responsable de muchos, si no de la mayoría, de efectos físicos y psicoativos del cannabis. Es el principal cannabinoide involucrado en producir el “high” o “subidón”. Es también el más abundante en la mayoría de las variedades de marihuana que se encuentran en el mercado, pero además tiene múltiples efectos medicinales comprobados.

Es un muy buen estimulante del apetito y reduce las nauseas y vómitos, por estos dos motivos es muy utilizado en pacientes con cáncer en tratamiento con quimioterapia. Además posee propiedades analgésicas moderadas que en sinergia con el CBD potencian su efecto contra el dolor, también es antiinflamatorio. Otros efectos incluyen relajación, alteración de los sentidos visuales, auditivos, y olfativos. También el THC, como otros cannabinoides que contienen un grupo fenol poseen una actividad 

antioxidante leve suficiente para proteger a las neuronas contra el estrés oxidativo, por tanto es neuroprotector, incluso se ha demostrado que estimula la neurogénesis, es decir la creación de nuevas neuronas. En ensayos también se ha probado su utilidad en mitigar espasmos y temblores. Además está comprobado que posee un fuerte efecto broncodilatador.
El THC es un agonista (es decir, un activador) de los receptores cannabinoides CB1, presentes principalmente en el cerebro, por lo que sus mayores efectos son sobre las funciones que desarrolla este órgano. Su efecto es marcadamente cerebral/mental aumentando las funciones sensoriales como la visión, el oído, la sensibilidad a los colores, también aumenta la excitación sexual de hombres y mujeres, asimismo modifica la percepción espacio/tiempo. Produce un sentimiento de euforia potente, un bienestar mental y afina la mente favoreciendo la curiosidad y la creatividad.

¿Cómo se produce el CBD?

El principal objetivo al usar CBD es eliminar todo tipo de componente no activo de la planta, la mejor manera de producir CBD es usar material vegetal rico en CBD como materia prima. Una vez seleccionada la variedad ideal, debe escogerse el método de fabricación. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas.

Extracción con CO2 supercrítico

Se considera el método más seguro de extracción, además del más limpio. La extracción supercrítica emplea temperaturas extremadamente altas o bajas para generar un entorno protector, en el que los cannabinoides son preservados y aislados. Debido al gran control que se ejerce sobre todos los aspectos de este proceso, la integridad de los cannabinoides (y, claro esta, la pureza de los derivados del cannabis) se conserva. Además, la clorofila se elimina del producto final, lo que genera un producto con un sabor muy limpio. Aunque la calidad producida es, potencialmente, la mejor, este sistema requiere una gran inversión financiera y un largo proceso de experimentación por prueba y error, hasta conseguir un proceso perfeccionado.

Sistema de extracción de cannabis con alcohol etílico

Con este método producimos entre dos y cuatro gramos de “CBD” extremadamente potente, médicamente confiable y perfecto para ser ingerido. El alcohol etílico es el disolvente que menos impurezas o residuo dejará en el producto final.

l Rosin Hash, o Rosin

Se ha convertido en uno de los concentrados de resina de cannabis más populares en los últimos tiempos, no sólo por la facilidad y seguridad del método – sin riesgo de explosiones – sino también por la pureza del resultado final. Se obtienen así extractos limpios y sin solventes, producidos sólo a partir de presión y calor.

PROCANNMED S.A.S

Prensa

COMPAÑIA

ceo@procannmed.com

Datos de la Compañia

RECIBE NOVEDADES

WhatsApp chat